Cobarde y mentiroso

la unidad se impone

MIENTRAS SURAMÉRICA SE DESINTEGRA, PERÚ Y BOLIVIA AFIANZAN INTEGRACIÓN

Publicado: 2018-09-04

Por Pedro Rioseco / Corresponsal Prensa Latina en La Paz

Cobija, Bolivia (PL)

Mientras varios países de Suramérica abogan por la desaparición de organismos regionales de integración, Bolivia y Perú refuerzan acciones comunes en beneficio de sus pueblos con 13 acuerdos adoptados en la IV Cumbre Binacional efectuada aquí.

Por primera vez en su historia, el departamento amazónico boliviano de Pando y su capital Cobija fueron sede el 3 de septiembre de un encuentro de mandatarios y gobiernos de dos países vecinos, para decidir medidas que afectan un área conjunta total de 112 mil 300 kilómetros cuadrados.

Bolivia limita al norte con Brasil, al este con Paraguay y Brasil, al sur con Argentina y Chile y al oeste con Perú y el perímetro total de las actuales fronteras bolivianas suma siete mil 777 kilómetros, que incluyen la Triple Frontera Bolpebra entre Bolivia, Brasil y Perú.

Con Perú la frontera terrestre es de mil 47 kilómetros, dividida en una gran extensión por el río Madre de Dios como eje natural de integración en el denominado llano amazónico, que constituye el área predominante binacional, y ambos países comparten la soberanía del lago Titicaca.

La Declaración de Cobija, rubricada por los mandatarios Evo Morales Ayma de Bolivia y Martín Vizcarra Cornejo de Perú, constituye a juicio de analistas un importante paso para fortalecer la integración de ambos países y facilitar los movimientos migratorios de sus nacionales.

Tanto Morales como Vizcarra destacaron el alto nivel de la relación bilateral que se sustenta en los profundos lazos históricos de hermandad entre ambos pueblos, y se congratularon por los avances del Plan de Acción de Lima, suscrito el 1 de septiembre de 2017.

Reafirmaron los dos gobiernos el derecho al agua potable y el saneamiento como un derecho humano esencial para el pleno disfrute y reconocieron que el agua es fuente de vida, factor de integración, cooperación y paz entre ambos pueblos.

En este sentido, destacaron la necesidad de intensificar, a nivel multilateral, el diálogo sobre políticas públicas y gobernanza del agua, para facilitar la cooperación y la gestión compartida de los recursos hídricos transfronterizos.

Proclamaron la voluntad de la prevención y resolución pacífica de potenciales conflictos, y el firme compromiso de continuar trabajando en la recuperación ambiental del lago Titicaca, su diversidad biológica, y el aprovechamiento responsable de los recursos hídricos de ese sistema.

De particular importancia son los avances en la implementación del Convenio Marco de Cooperación Interinstitucional entre la Empresa Nacional de Puertos y la Administración de Servicios Portuarios-Bolivia, para promover el comercio exterior boliviano a través del puerto peruano de Ilo.

Igualmente, instruyeron explorar alternativas, en el marco de la legislación peruana, para establecer a la entidad ASP-B como representante del Estado boliviano para el transporte marítimo de las mercancías en tránsito desde y hacia Bolivia a través del puerto de Ilo.

Ambos gobiernos reafirmaron la importancia estratégica del proyecto Corredor Ferroviario Bioceánico de Integración (CFBI), por su trascendencia en la integración suramericana, el rol promotor del desarrollo socioeconómico y en logística del comercio exterior.

En este sentido, destacaron la reciente suscripción del Reglamento Interno del Grupo Operativo Bioceánico, entre Bolivia, Brasil, Paraguay y Perú, que facilitará la coordinación de los trabajos para la ejecución del CFBI, y llamaron a una mayor articulación para lograr un marco común.

Resaltaron la importancia de continuar con la cooperación en el sector hidrocarburífero entre Bolivia y Perú, mediante la adopción de una propuesta estratégica, y destacaron la colaboración de la Unión Europea y la Comunidad Andina para fortalecer la Zona de Integración Fronteriza.

Ratificaron su voluntad de impulsar estudios de interconexión eléctrica, y saludaron que la Empresa Nacional de Telecomunicaciones de Bolivia (Entel) avance en establecerse en Perú e implementar una red de fibra óptica, de conformidad con la legislación peruana.

Ambos gobiernos manifestaron su voluntad de fortalecer y profundizar la colaboración para el uso pacífico de tecnología nuclear mediante la suscripción de un Acuerdo de Cooperación Interinstitucional, y apoyaron la red de gestión binacional de áreas protegidas y su Plan de Acción.

Subrayaron la suscripción del Acuerdo sobre Reconocimiento y Canje de Licencias de Conducir que facilitará a los migrantes contribuir al desarrollo productivo del país que los acoge, y elogiaron la inauguración del Centro Binacional de Atención en Frontera-CEBAF en Desaguadero.

Este centro facilita el tránsito de personas y mercancías entre ambos países, y continuará con el compromiso de culminar los estudios para la construcción de lugares similares en Thola-Kollo, por parte de Bolivia, y en San Lorenzo, por parte del Perú.

Coincidieron en la importancia de fortalecer el turismo conjunto, destacaron las acciones para el desarrollo del turismo comunitario y la generación de nuevas ofertas de destinos del patrimonio cultural material e inmaterial de ambas naciones.

Ratificaron su compromiso de prevenir y enfrentar la delincuencia organizada transnacional, el tráfico ilícito de drogas, lavado de dinero, contrabando, minería ilegal, extracción ilegal de madera, tráfico ilícito de flora y fauna silvestre, delitos informáticos, y tráfico ilícito de armas o explosivos.

Recalcaron el refuerzo conjunto de la lucha contra la trata de personas, el tráfico ilícito de migrantes y los delitos conexos, y acordaron combatir el tráfico ilícito de bienes culturales y patrimoniales.

Destacaron la realización del VIII Encuentro Empresarial Andino en La Paz en abril de 2019, para impulsar la internacionalización de pequeñas y medianas empresas, la complementariedad entre importadores y exportadores, y fortalecer las cadenas productivas y del comercio.

Reconocieron la relevancia de continuar con el diseño, elaboración y aplicación de planes, programas e intercambios en el ámbito de la salud, priorizando la atención en zonas de frontera, con un enfoque de interculturalidad y género, especialmente a personas vulnerables.

Proclamaron que el Acuerdo de París es irreversible, destacaron la urgencia de respuestas globales contra el cambio climático e instaron a todas las partes a cumplir con sus compromisos y a aunar esfuerzos para su plena implementación.

Asimismo, respaldaron la implementación de la plataforma de pueblos originarios y comunidades locales para el intercambio de experiencias y mejores prácticas y elogiaron la decisión de la ONU de proclamar el 2019 como el Año Internacional de las Lenguas Indígenas.

Perú señaló que mantiene su más amplio espíritu de solidaridad y comprensión en relación a la situación de mediterraneidad que afecta a Bolivia.

Finalmente, los dos gobiernos reconocieron el rol de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), como mecanismo de concertación política, cooperación e integración regional, de cuya entidad Bolivia será presidente pro témpore para la gestión 2019-2020.

También coincidieron en la necesidad de impulsar un proceso de reflexión sobre el futuro de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y reconocieron los esfuerzos de Bolivia, en su calidad de presidente pro témpore, para reencaminar el proceso de integración.

Mientras Estados Unidos atenta contra los esfuerzos integradores de la región, Bolivia y Perú marcaron en Cobija un importante avance en el sentido inverso para beneficio de sus pueblos.

arb/prl


Escrito por

nuestrabandera

Prensa nacional de izquierda


Publicado en

Nuestra Bandera

Prensa nacional de izquierda