¿Hasta cuándo?

VIVA LA LLAMA DE SU CREACION LITERARIA

CHILE. LOS 114 AÑOS DE NERUDA EN ISLA NEGRA

Publicado: 2018-08-02


Los 114 años del poeta fueron festejados con una ceremonia sencilla y emotiva; un marco musical del quinteto Cordavento.

Nelly Carrasco. La casa del Poeta en Isla Negra se vistió de banderines multi colores como cada año para celebrar un nuevo cumpleaños de nuestro Nobel de Literatura.

Los 114 años de Pablo Neruda fueron festejados con una ceremonia sencilla y emotiva; un marco musical del quinteto Cordavento (jóvenes músicos de Santo Domingo) creo el ambiente justo y preciso para las intervenciones de la directora de la Casa Museo, Carolina Rivas, Isabel Gómez en representación de la Sociedad de Escritores de Chile, Pablo Orellana en representación del Partido Comunista de Chile y el discurso central del presidente del directorio de la Fundación Neruda, Raúl Bulnes.

La comunidad de Isla Negra llenó la sala y se emocionó con la entrega de la Medalla de Honor Pablo Neruda que se entregó a uno de sus vecinos: Rafael Plaza Hernández, “Rafita”, el carpintero de Neruda.

El discurso central contextualizó que julio “es un mes lleno de celebraciones y conmemoraciones, que nos toca profundamente: el cumpleaños del Poeta; un nuevo aniversario del triunfo de la Revolución francesa y el inicio de la Revolución cubana con el aparentemente “fracasado” asalto al cuartel Moncada un lejano 26 de julio hace ya 65 años, ambos acontecimientos repercuten intensamente en sus respectivas épocas”.

“La ocasión ameritaba un “mes muy particular”, en el año del 110 aniversario del natalicio de su compañero y amigo, el Presidente Salvador Allende. Los unió el destino tanto en sus vidas, sus luchas, sus ideales y principios, como sus muertes ocurridas en el trágico septiembre de 1973”.

El discurso recuerda lo que Neruda alcanzó a escribir en sus memorias sobre Allende.” Allende fue el anti dictador, el demócrata principista hasta en los menores detalles. Le tocó un país que ya no era el pueblo bisoño de Balmaceda; encontró una clase obrera poderosa que sabia de que se trataba, Allende era un dirigente colectivo, un hombre que sin salir de las clases populares era el producto de las luchas de esas clases contra el estancamiento y la corrupción de sus explotadores”; “Por tales causas y razones la obra de Allende en tan corto tiempo es superior a la de Balmaceda, más aún, es la más importante en la historia de Chile. Solo la nacionalización del cobre fue una empresa titánica, la destrucción de los monopolios, la profunda reforma agraria y muchos objetivos más que se cumplieron bajo su gobierno de esencia colectiva”.

La deuda de Cantalao

Bulnes recuerda que “durante el gobierno de Allende, a través de la Corporación de Mejoramiento Urbano, se comenzaron a construir el Parque y la Plaza Pablo Neruda en Isla Negra: obras que contenían el equipamiento comunitario como un Policlínico, una casa de la cultura, un espacio permanente para las bordadoras más la cancha de fútbol. La plaza iba a ser el único mirador público. Se estaba a punto de iniciar las obras de Cantalao, tal como lo imaginaba el poeta…una residencia para escritores y artistas. Las obras que se habían iniciado fueron destruidas, los planos definitivos de Cantalao fueron quemados junto a los del Parque O“Higgins, difícilmente salvamos el anteproyecto, la maqueta y la perspectiva”.

“Han transcurrido 45 años de ausencia, pero, tanto la Fundación como su partido y el pueblo de Chile, los nuevos poetas y escritores han logrado transformar esas ausencias en presencia permanente”.

“Nuestra respuesta ha sido en el campo de la cultura (…), Todas nuestras acciones se han llevado a cabo con un trabajo comprometido y armónico de todos los estamentos de nuestra fundación (…) es un trabajo colectivo, entusiasta y fiel a los principios que heredamos de Pablo y Matilde”.

“Sabemos que las condiciones objetivas de estos años no son las que se dieron en el gobierno de S. Allende para construir su sueño Cantalao, en ese momento teníamos a Neruda vivo, un presidente comprometido con la idea, la CORMU desarrollando el proyecto y dando los pasos para comenzar la obra, las tres universidades más importantes de la época apoyando la iniciativa junto a la Central Única de Trabajadores y la SECH”.

Creemos que la concreción de Cantalao es una deuda no solo de la Fundación, sino, de la Sociedad en su conjunto y, estamos seguros que en lugar de “declaraciones oportunistas” hay que buscar caminos de unidad y colaboración entre todos los que estamos interesados en realizarlo, manteniendo nuestra “ardiente paciencia”, esperando que se den nuevamente las condiciones para por fin realizar la tarea que iniciamos en 1971 a través de la Comisión Pablo Neruda Isla Negra que formó el gobierno como homenaje al premio Nobel”.

Medalla de honor Pablo Neruda

“Para esas personas “imprescindibles” que han contribuido a fortalecer la presencia de Neruda, difundir su obra de manera especial y que hayan realizado aportes relevantes a la cultura, que fueron colaboradores muy cercanos y comprometidos con los mundos nerudianos es que la Fundación otorga desde 1995 la “Medalla de Honor Pablo Neruda”. Juvencio Valle, Volodia Teitelboim, Mario Carreño, Margarita Aguirre, Flavian Levine, Francisco Coloane, Hernán Loyola, Francisco Velasco, María Martner, Mario Toral, María Eugenia Zamudio, Vicente Bianchi y Aida Figueroa son quienes la han recibido hasta hoy; Por eso, hoy como gran regalo para Neruda, esta Medalla de Honor viene a reparar un olvido involuntario al otorgarla a un personaje ya isleño, querido por todo el mundo, un ser especial que acompañó al poeta desde muy joven en sus preferidas aventuras constructivas: Rafael Plaza Hernández”.

Neruda y Rafita

“Se conocieron en 1946 cuando Neruda le encargo su primer trabajo: lo primero fue el living y la zona alta del dormitorio…Yo no participe en la primera ampliación, no nos conocimos hasta 1946 cuando llegue a la casa de un vecino para hacer un trabajo de albañilería, desde entonces y hasta la mañana en que lo llevaron al hospital done murió, empecé a ayudarle con la casa en la que invertí más de media vida y que nunca pude terminar de construir”.

“Rafael Plaza fue un celoso guardián de la casa en los años difíciles”.

“En su libro La Casa En La Arena, Neruda inmortaliza esta complicidad” Así como yo pensé siempre como poeta carpintero, pienso que Rafita es poeta de la carpintería. Trae sus herramientas envueltas en un periódico bajo el brazo, desenrolla lo que me parecía un capitulo y toma mangos gastados de martillos y escofinas, perdiéndose luego en la madera”.

“Sus obras son perfectas”.

“Escribí con tiza los nombres de mis amigos muertos sobre las vigas de raulí y el fue cortando mi caligrafía en la madera con tanta velocidad como si hubiera ido volando detrás de mi y escribiera otra vez los nombres con la punta de un ala”.

En el cierre de su discurso, el presidente de la Fundación señala:” Con la entrega de esta Medalla a Rafita, estamos seguros que el poeta recibirá con alegría esta noticia en su “descanso vigilante” junto al eterno mar de Isla Negra.

Todo tiene explicación

El despegue de “Cam


Escrito por

nuestrabandera

Prensa nacional de izquierda


Publicado en

Nuestra Bandera

Prensa nacional de izquierda