Debe ser expulsado

ruben darío se anticipó  a lo  que hoy ocurre en nicaragua

En nombre de la "democracia", la "libertad" y la "igualdad"

Publicado: 2018-05-11


Del muro de Manuel Moncada


Imperio y medios de “izquierda” y de derecha de adentro y de afuera coludidos contra Nicaragua.

Expresamos con Darío estas palabras que el presente recoge como suyas:

“Hay en este momento en América Central un pequeño Estado que no pide más que desarrollar, en la paz y en orden su industria y comercio; que no quiere más que conservar su modesto lugar al sol y continuar su destino con la seguridad de que, no habiendo cometido injusticia hacia nadie, no será blanco de represalias de nadie. Pero una revolución lo paraliza y debilita. Esta revolución está fomentada por una gran nación. Esta nación es la República de los Estados Unidos. Y Nicaragua nada ha hecho a los Estados Unidos que pueda justificar su política. Mas bien se encontraba segura, si no de su protección, al menos de su neutralidad, en virtud del tratado y las convenciones firmadas en Washington en diciembre de1907”. (Darío, 1980: 46)

Esta vez el imperio suma a sus fuerzas a la izquierda renegada local y a gran parte de la “izquierda” mundial y latinoamericana. En efecto, sesudos como Raúl Zibechi y Marcelo Colussi, medios como Rebelión y muchos más con reputación de izquierda, se sienten con derecho de juzgar los esfuerzos de un país pequeño de Vivir en Paz, sin intervenciones foráneas de ningún tipo, para producir el sustento de cada día; labrar los campos, recolectar la cosecha, mejorar poco a poco sus ciudades, abrir caminos y carreteras que faciliten la comunicación, el desarrollo industrial, comercial y artístico entre sus habitantes; construir parques de sana diversión para todas las edades; hospitales, clínicas, centros deportivos, escuelas, centros de formación técnica y universitaria para cada vez más amplios sectores de la ciudadanía; para crear su artesanía, su arte, en fin, su multifacética cultura.

Presumen de ser autores de profundos y deslumbrantes análisis de todas las realidades habidas y por haber, porque sienten ser la razón, la conciencia y la moral del mundo, pero son incapaces de entender la gran diferencia entre un incendio forestal de muy pocas dimensiones y un afán de ladrar por todo, por parte de grupos en verdad minoritarios a lo interno de Nicaragua alentados desde afuera en nombre de la “democracia”, la “libertad” y la “igualdad”; de comprender que con dogmas y recetas de validez universal no funcionan naciones ni revoluciones verdaderas en parte alguna del orbe.

Tanto ellos, como muchos medios de presunta izquierda (como el ya señalado) están, desde luego, ofreciendo su grano de arena para que el pueblo nicaragüense conquiste la “democracia”, la “libertad” y la “igualdad”: la brutal destrucción por parte de vándalos especialmente contratados por la amalgamada jauría opositora, de todo lo que encuentran a su paso, sin consideraciones de ningún tipo. No se preguntan cuánto cuestan los hoteles en que los “opositores” complotistas se reúnen para exhibir sus argumentos prefabricados contra el Gobierno Sandinista; las armas, pertrechos, municiones y alimentación de sus vandálicos soldados, entre otras cosas.

Esos genios externos alimentan sus planteos con base en lo que dice una izquierda renegada local que, desde hace rato viene negando la presencia imperialista en el orbe; la lucha de clases, los postulados marxistas sobre el estado y la propiedad privada, etc. No perciben que los medios “locales” de derecha brindan sus espacios con toda generosidad a esa izquierda renegada criolla. Justifican la destrucción, por ejemplo, de muchos árboles de la vida bajo el argumento de que son símbolos inequívocos de la “brutal tiranía” del Presidente Daniel Ortega y Rosario Murillo, Vicepresidente, sin “percatarse” de que en ello coinciden plenamente con los planteos de la nefasta CNN, particularmente con los de Patricia Janiot.

Con precisión, Jorge Capelán expresó en 2010: “En la Nicaragua actual es imposible no darse cuenta de que al hablar de la “dictadura de Ortega” se está apoyando la agenda de las embajadas de la OTAN. Al atacar las supuestas “medidas populistas” del gobierno, es imposible no darse cuenta de que se está atacando al único gobierno que se ha tomado en serio los problemas del país desde 1990. Al cobrar los cheques de las ONGs, es imposible ignorar cuál es la mano que los firma. Al participar en las actividades de la sociedad civil ad-hoc, es imposible ignorar la ausencia de pueblo.”

¡Sandino Vive, La Lucha Sigue!


Escrito por

nuestrabandera

Prensa nacional de izquierda


Publicado en

Nuestra Bandera

Prensa nacional de izquierda