desde este momento, no más hermanitos

educar, no es gastar. es invertir a futuro en provecho de los pueblos

LA EDUCACION NO ES UN GASTO. ES UNA INVERSIÓN

Publicado: 2014-09-01

Por Pedro Martínez Pírez

MONCADA

Más de dos millones de cubanos, como alumnos o profesores, participan en el curso escolar que desde la enseñanza más elemental hasta la universidad, se inicia este lunes primero de septiembre, en el primer país que en el lejano 1961 pudo proclamarse territorio libre de analfabetismo en América.

Y más importante que los números es que la Educación en Cuba continuará siendo un derecho humano básico para todos los ciudadanos del archipiélago cubano, es decir, un servicio gratuito y de calidad para todos los estudiantes, algo que es difícil encontrar en otros países del mundo.

Para algunos es casi un milagro que en este 2014 Cuba mantenga la gratuidad no solamente en la educación, sino también en la Salud Pública, aunque lo haga con necesarios ajustes hacia una mayor racionalidad y ahorro de recursos, a tono con los cambios que se llevan a cabo en el país para preservar los logros esenciales del sistema social cubano.

Y en el curso escolar que se inicia el Estado cubano ha hecho esfuerzos para completar la nómina de profesores exhortando a algunos maestros jubilados  a reintegrarse a las filas de los educadores, en un país que, además de ser objeto desde hace más de medio siglo de un criminal bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos, transita por un proceso de envejecimiento de la población y tiene muy bajas tasas de natalidad.

Son los nuevos desafíos de un pequeño país que se empeña, contra viento y marea, en mantener y perfeccionar su modelo social y económico, en un mundo marcado por las guerras de rapiña de los poderosos, así como de la privatización no solamente de los servicios de Educación y Salud, sino hasta de las cárceles y los cementerios.

Por eso es tan alentadora la noticia de que este lunes en Cuba más de cien mil jóvenes podrán cursar gratuitamente estudios superiores en veintidós centros en todas las provincias, lo cual a mí me hace recordar mis primeros estudios en la Universidad Central Marta Abreu de Las Villas, en Santa Clara, a raíz del triunfo de la Revolución, y la segunda etapa de esos estudios en la Bicentenaria Universidad de La Habana.

La matrícula de la enseñanza general es de poco más de un millón ochocientos mil alumnos y las materias serán impartidas por más de 170 mil maestros y profesores, en un año lectivo que implicará reajustes y perfeccionamientos de la Educación cubana.

Para aquellos que ignoran los frutos de la Educación y solamente sacan cuentas de los gastos que ella implica, hay siempre que recordarles la afirmación martiana de que “la educación es como un árbol: se siembra una semilla y se abre en muchas ramas”. La educación no es un gasto, es la mejor y más necesaria inversión que las naciones deben realizar. Y ese ha sido siempre el principio rector de la pedagogía cubana.

La Habana, 01 de septiembre de 2014


Escrito por

nuestrabandera

Prensa nacional de izquierda


Publicado en

Nuestra Bandera

Prensa nacional de izquierda