Yo me quedo en casa

LOS ESTUDIANTES. UNA LUCHA QUE HIZO HISTORIA.

El martes 20, en la Casa Mari+ategui, se celebró una emotiva jornada en recuerdo a la huelga nacional universiataria de 1964, al cumplirse 50 años de su realización. Como se recuerda, en ese periodo, el paìs vivió dos grandes conflicts estudiantiles: la huelga de 1960, que fue la primera huelga nacional universitaria del siglo XX; y la de mayo del 64, que fue la última. Ambas estuvieron estrechamente ligadas a la Escuela Normal Superior de La Cantuta, hoy Universidad Nacional de Educación. En el eveno, expusieron los protagonistas de tan elevadas acciones; Gustavo Espinoza, dirigente en la huelga universitaria del 60, y Presidente de la Federación de Estudiantes, en la segunda. Y Walter Hernández Alacántara, quien fuera Presidente de la FEENS en la jornada de mayo del 64. Las palabras de presentación estuvieron a cargo de la Secretaria General de la AAM, Fanny Palacios Izquierdo, quien dijo lo siguiente:

Publicado: 2014-05-21

“Me gustan los estudiantes, jardín de las alegrías, son aves que no se asustan de animal ni policía”, nos decía la excepcional compositora chilena Violeta Parra, cuando hablaba de las luchas de los jóvenes de su país. Nosotros queremos, esta noche, hablar un poco de la lucha de los jóvenes de nuestro país, de una jornada que forma parte de la historia social del Perú aunque sea desconocida y aún negada por la clase dominante: las huelgas universitarias de los años 60.

Movimientos estudiantiles los hubo siempre a lo largo del tiempo. Y en el sigo XX aparecieron con la idea de convertir a las Universidades en verdaderos faros de cultura.

Es común oír hablar de la reforma universitaria –y El Grito de Córdoba, de 1918- pero es menos frecuente recordar que la primera jornada de lucha universitaria en América apareció en el Cusco, nueve años antes, en 1909. Allí estuvo a base de la renovación del pensamiento universitario. José Alfredo palacios y los hombres de Córdoba aportaron a esta lucha para asegurar una universidad popular, desarrollo y el progreso.

En 1916, por iniciativa de Hernando de Lavalle y Fortunato Quesada, se creó la Federación de Estudiantes del Perú. Y en 1920, en el I Congreso Estudiantil Universitario celebrado en el Cusco, resolvió crear las Universidades Populares González Prada, por las que pasó Mariátegui -para decirlo en palabras del poeta- “ejerciendo solares magisterios”

En 1930 y en 1945 hubo importantes luchas universitarias, pero los estudiantes fueron cruelmente reprimidos. En las calles había quedado regada la sangre de Manuel Alarcón, asesinado con Salomón Ponce, en 1923. Después vendría Guido Calle. Y Pompeyo Herrera, muerto en el exilio como consecuencia de las torturas recibidas en los presidios peruanos. Pero más tarde caería Heriberto Avellaneda, mártir Guadalupano.

Las crueles dictaduras esterilizaron las luchas, pero dejaron sembradas semillas de rebeldía, que se harían tangibles en los años 60. ¿Qué ocurrió para que los estudiantes peruanos se convirtieran en esos años en ariete del movimiento popular?.

La caída de las dictaduras había abierto paso a una demanda democrática que resultó fuente para exigencias legítimas. El fracaso de la clase dominante que no pudo siquiera encarar los grandes temas en los años de “la convivencia” –esa alianza entre los banqueros y el APRA, que hundió al país-. Y el cambio del escenario continental que asomó a partir de la Revolución Cubana. Todo eso martilló en la cabeza de los jóvenes y creó las condiciones para la lucha a la que habremos de aludir esta noche, sin olvidar que hoy mismo el país conoce de acciones estudiantiles movidas por razones no siempre académicas. .

Están con nosotros dos protagonistas de esta historia.

Walter Hernández, profesor universitario y hombre de prensa, fue Presidente de la Federación de Estudiantes de La Cantuta en la Huelga Nacional Universitaria de 1964, y de la cual se cumplen hoy 50 años.

Gustavo Espinoza, actor en la huelga nacional de estudiantes de 1960, fue luego Presidente de la Federación de Estudiantes de La Cantuta. Y en 1963 fue electo Presidente de la Federación de Estudiantes del Perú. En esa condición dirigió la Huelga Nacional Universitaria de 1964. A partir de esas luchas, se proyectó al escenario social y cumplió calificadas funciones. Hoy, es. Presidente de nuestra institución, la Asociación Amigos de Mariátegui, luego de haber sido profesor, periodista, Secretario de la CGTP, dirigente político y parlamentario.

A ambos, los recibimos con un afectuoso aplauso.


Escrito por

nuestrabandera

Prensa nacional de izquierda


Publicado en

Nuestra Bandera

Prensa nacional de izquierda